Victoria

Lo que quiero decir es que quizá

Esto

Sea

Todo.

Quizá no haya nada más.

Está claro que los grandes,

Me refiero a los que se creen grandes,

Lo llaman triunfo,

Lo llaman victoria.

Necesitan emplear esas

Palabras

Para seguir creyéndose grandes.

Para el resto de la Humanidad

El nombre concreto es

Resistencia.

Tal vez incluso supervivencia.

Pero me gusta más

Resistencia.

Saber lo que resistes, saber contra qué te resistes

Implica algo más que el simple

Instinto

Animal de conservación.

Implica el uso de un cerebro más o menos desarrollado.

Porque al fin y al cabo

Eso

Es lo que hacemos los que no habitamos ningún Olimpo:

Resistir, la mayoría de las veces contra pronóstico.

Piénsalo:

Cada mañana de L-V en este bar,

Desayunándote con su café imbebible

Antes

De subir al trabajo.

Mientras das el primer sorbo sabes lo que te

Espera, y resistes.

A tu alrededor mujeres y más mujeres

Que acaban de dejar a sus niños en el colegio

Beben zumo de naranja,

Comen tostadas con aceite y parlotean

Sin cesar de

Cosas

Sobre las que te parece imposible hablar más de tres segundos.

Así es cada mañana, y resistes.

El camarero te pregunta Qué tal mientras

Limpia la barra ante ti con una bayeta apestosa.

No le importas,

Pero te lo pregunta.

Todos los días.

Ni siquiera te escucha cuando le respondes.

Y lo resistes.

Si lo piensas bien es casi un

Milagro,

Algo jodidamente

Mágico.

Ser capaz de dejar el

Euro diez

Sobre el mostrador y salir a la calle.

Moverte con cierto rumbo

Bajo un sol

Que nunca ardió ni arderá

Igual

En el Espacio.

Detenerte a encender un cigarrillo

Mientras el tráfico pesado

Zumba al otro lado del bordillo,

Mientras las mujeres

Que te gustan envejecen

Más

Y

Más

En sus dormitorios fríos,

Mientras el último editor que dijo

No

Despierta a un nuevo día

Creyendo ser dios,

Mientras granjas repletas de pollos

Abren sus puertas traseras

Para seguir alimentando el ciclo.

Sabes todo eso, y resistes.

Seguramente lo más lógico

Sería que te hubieran encontrado hace

Tiempo

Hecho un guiñapo en la cuneta.

Pero aquí estás,

Aquí estoy,

Más o menos entero,

En medio de una nada cada vez

Más pequeña o más grande,

Según se mire,

Con los cuatro horizontes echándose

Sobre mí

Como acantilados rugientes.

Si eso no es una victoria,

Joder,

Pues se le parece bastante.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en PROSAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s