Domingo tarde tarde

Domingo tarde tarde.

Deberías estar aquí.

En la terraza.

Conmigo.

Viendo todo esto.

Nubes blancas

Sobrevolando despacio

Las azoteas.

Dos gaviotas que vuelan

En círculo.

El mismo círculo.

Imposible saber

Cuál persigue a cuál.

Suele ser así

En el reino animal.

El hueco de sus alas

Recoge leves salpicaduras

De la sangre que el sol

Herido derrama

Sobre los tejados.

Tejas

Naranjas

Tejas

Rojas

Y todas esas antenas

Orientadas en la misma

Dirección

Recibiendo señales

Que no logro captar

Y mucho menos

Descifrar.

Curiosamente

La señora de la casa

De enfrente sale al balcón

Y reorienta un poco

Su parabólica.

Por su cara diría

Que a ella también

Se le está haciendo largo

El domingo.

En fin, que deberías estar aquí,

Viendo todo esto.

No es gran cosa, vale,

Pero podría serlo.

Y en todo caso en la nevera

Hay cerveza de sobra

Para dos.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en PROSAS. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Domingo tarde tarde

  1. micromios dijo:

    Tarde como un estado de ánimo.
    Interesante.
    Salut

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s