Pantera blanca

Días de luz descolorida en el cielo.

Dicen que anoche brilló la luna azul

Pero a mí no me importa:

Ayer

Hoy y

Mañana son días de luz

Descolorida.

Nada más que un resplandor

Apagado

En el horizonte neblinoso

De la deriva.

Días de luz descolorida

En la calle dentro de un rato,

En la cama hace un rato,

En la cocina

Ahora,

Mientras parece un milagro que

El café logre subir

Contra la ley de la gravedad

Y mi gato flaco

Quiere solidarizarse

Conmigo

Persiguiendo

Una presa invisible sobre el parqué

De alquiler.

El rectángulo de sol pre-otoñal

Que entra por la ventana

Enmarca su absurda cacería.

Juraría que mi gato era blanco

Pero esa luz descolorida

Lo convierte en pardo.

No sé qué pasará esta noche pero

Hay días en que incluso

Mi gato lo es:

Pardo,

Vulgar,

Lento

Y torpe muy torpe

En su lucha por atrapar

Lo imposible.

Y lo es tanto que

Se cansa y se tumba

Boca arriba

En el centro del trapecio

De luz tibia

Estrellado sobre el suelo.

Bosteza, se pasa la pata

Por el hocico.

Bosteza otra vez y

Se rinde.

Quién iba a decirlo

Hace tan solo

48 horas,

Cuando saltaba de aquí para allá

Ágil y fiero y decidido

Enseñando

Los colmillos

Como una pantera.

Una pantera extraña, sí,

Blanca y enclenque, sí.

Pero

Una

Auténtica

Pantera.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en PROSAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s