La pura verdad

Con cierta frecuencia

Me cruzo con tipos

Que aseguran, por ejemplo,

Haber esnifado la vida

Sobre la cisterna de un after.

Conmigo.

Con cierta frecuencia

Me cruzo con mujeres

Que afirman, por ejemplo,

Haber dormido

En mi cama.

Claro, conmigo.

Con cierta frecuencia

Me cruzo con gente

Que jura y perjura conocerme.

Me llaman por mi nombre e

Incluso algunas veces

Sacan el móvil,

Marcan y, en efecto,

Noto la vibración en mi bolsillo.

Yo me disculpo. Les digo:

Lo siento, colega,

Pero te confundes;

Aquel no era yo.

Ellos, ellas

Fruncen el ceño y

Me llaman gilipollas,

Mentiroso,

Hijoputa y otras lindezas.

Yo me encojo de hombros

Y me disculpo de nuevo:

Créeme que lo siento,

Pero no he hablado más en serio

En toda mi vida:

Aquel no era yo.

Y apostaría a que ni siquiera

Se me parecía.

Y añado:

Si no me crees, mírame bien.

Y les dedico mi nueva sonrisa.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en PROSAS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s