La ley del más fuerte

El cielo se cubre.

Salgo a mirarlo.

Sobre el paisaje

flota la oscura amenaza

de la tormenta más furiosa

de los últimos tiempos.

Observo las nubes.

Sus vientres crecientes,

su color malvado.

Toda esa destrucción ahí arriba,

a punto de descargar.

Y pienso en nosotros,

claro.

En lo que se nos viene encima.

Y me atraviesa un escalofrío.

Entonces unos destellos

captan mi atención

por el rabillo del ojo.

A la planta

que compramos en el todo a 1€

le ha dado por resucitar.

Ayer mismo era un cadáver

de carbón

en el rincón de la terraza.

Sus tallos como huesos

astillados

y una capa de polvo negro

cubriendo la tierra reseca,

estéril,

yerma.

Hoy de repente

pequeñas flores

han brotado de sus ramas

consumidas.

Frágiles milagros violetas

nacidos contra pronóstico

que como yo

se estremecen

al viento de la tempestad

inminente.

Tiemblan.

Luchan

por no ser arrancados.

Por no salir volando.

Por su vida.

Como todo lo que nace

en La Tierra.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La ley del más fuerte

  1. Maravilloso favor para la estridente vida, que se estruja de tajo o que resucita con resignación.

    Saludos. 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s