El gran deshielo

Ya no pasean escarabajos negro mate

por la arena de la playa.

Ni hay teléfonos públicos al extremo

de las barras de los bares.

Casi no quedan sábanas blancas

rendidas en los balcones del extrarradio.

Y ya no puedes ni hablar con el hombre

de la gasolinera. Joder, ahora es una máquina

la que te agradece y te dice adiós.

Las cosas han cambiado.

Ha cambiado incluso lo que jamás

llegó a ocurrir.

Ya no duele.

Se acabó la nostalgia por aquel tiempo

en que decidiste abortar el destino. Ahora

ya no duele porque lo tengo

cogido por los huevos. Al destino,

me refiero.

Apuesto a que pensaste que no lo lograría.

Seguro que no te imaginaste que

un día yo sería el futuro.

Crecido, desbordado

como un río alimentado por el deshielo

de toda una jodida era glacial.

Que sería los días que nunca marcará

tu calendario.

 

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s