La verdadera cara

Ocurrirá cuando menos te lo esperes.

Por ejemplo

a eso de la una de la tarde.

Agobiado por mil razones

de las que no se te previno en la escuela

bajarás al bar y

te sentarás al sol de los pobres.

Pedirás un quinto

con la inofensiva intención de tomártelo

mientras esperas que las cosas encajen

de una puñetera vez.

Entonces aparecerá el camarero.

Dejará el botellín de un golpe en la mesa.

Te pondrá el plato de cacahuetes

de mala gana,

empujándolo con desdén hacia ti.

Y te espetará: 1,10.

Y te mirará como desafiándote.

Como perdonándote la vida.

Tú intentarás hacer memoria,

recordar si es que en algún momento

le hiciste algo que justifique

su actitud.

Déjalo, no le des vueltas.

Se tratará simplemente

del mundo, mostrándote

su verdadera cara.

Esa que vas a tener que partir

si quieres que se te respete.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s