Valencia, España

Como cuando de pequeño
me llevaban a visitar
a aquella vieja.
Tía de mi madre,
tía-abuela, algo así.
Pintada como una puerta.
Pelo o peluca, nunca
lo supe. Rizos rubio
platino en todo caso.
Y esos labios como una rosa
marchita, rojo oscuro
demasiado oscuro en torno
a la boca desdentada
con que me besaba las mejillas.
Recuerdo la sensación
de desasosiego.
No entender cómo aquellos
ojos consumidos
pintarrajeados de azul
eléctrico se negaban a ver
su propia decadencia.
Su decrepitud. Recuerdo
la tristeza que me producía.
Parecida a la que inspira
el circo. Los payasos. La feria
y sus atracciones obsoletas.
Parecida a la que me causa
pasear por esta ciudad,
por la vecina y por la del
otro extremo del mapa.
Al menos aquella vieja
esperpéntica me daba
20 duros cuando nos largábamos.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Valencia, España

  1. «Una clarividencia espléndida sobre lo “esperpéntico” del mundo; tan humana ésta».

    Nuevamente un excelente poema. Saludos. \o 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s