Olli & Co.

Igual que tú.

También ellos nacieron

llorando, ateridos,

aterrorizados por el

resplandor y el ruido.

Tuvieron sarampión,

diversos tipos de fiebre,

rubeola o varicela.

Un día, en el colegio,

fueron machacados

por el matón de turno.

También ellos robaron

del bolsillo de su padre

los primeros cigarrilos.

Se hicieron mil pajas

en la penumbra caliente

de sus cuartos granujientos.

Y se enamoraron.

Y les dolió el fracaso.

y sintieron que nunca

serían los dueños

de sus propias vidas.

Y a partir de cierto

momento empiezan a

tener problemas para

conciliar el sueño.

Y problemas de próstata.

Colesterol. Vista cansada.

Y se les cae el pelo.

Y sienten las trompetas

de la muerte que les llaman,

allá a lo lejos pero

cada vez más cerca.

Y también ellos aún desean

que sus tumbas alimenten

las raíces de poemas

en lugar de las de

normas y directrices.

Igual que tú.

Pero parecen olvidarlo

al despertar cada mañana.

Ellos.

Hablo de Olli, por ejemplo.

De Olli y compañía,

que parecen haber olvidado

que son tan de carne

y hueso como cualquiera.

Ay, humanidad, así,

con minúscula,

¿dónde coño te has metido?

Me temo que tu hermana

mayúscula se te ha comido.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s