De vez en cuando amanece

Amaneceres en la ventana.

Aún oscuro y recién duchado

las cosas se ven más claras.

Y eso que aquí suele estar

nublado. Rara vez se ve el alba.

El sol naciente, el brillo del día.

Nada. Un simple resplandor

apagado, un aire de media luz

que poco a poco va alumbrando

el paisaje. Tierra, tierra, tierra.

Huelo mi pelo mojado, el champú

barato del supermercado. Avena.

Eso dice la etiqueta. No lo sé,

la verdad, no tengo ni puta idea

de cómo huele la avena. No sé

qué cojones es la avena. Dónde

crece, cómo se cultiva. Para

qué es buena. Ni siquiera sé

si realmente hace bien a mi pelo.

Aspiro el olor penetrante del café

que sostengo en mi mano

mientras la media luz del despertar

se convierte en luz plena que

tan solo sirve para iluminar

otro día de nubes grises y negras

y algunas de ellas levemente

amoratadas y nubes, en definitiva,

cargadas de amenaza y repetición.

Pero no pasa nada, me digo.

De tanto en tanto, quizá mañana,

llega un amanecer perfecto.

Lo he visto, lo juro. De tanto

en tanto, ya digo, pero lo he visto.

Un amanecer que rompe sobre

las crestas de las montañas

verdirrojas, hierba, roca, cargado

de un azul desenfrenado y salpica

su estallido de pequeñas nubes

más blancas que sus nieves perpetuas.

Un amanecer de un día que parece

hecho para cazar conejos, para

pintar obras maestras y para someter

a la especie humana. Un amanecer

perfecto, para un día perfecto.

Ya digo, ocurre de tanto en tanto.

Hasta entonces huelo mi champú

y huelo mi café mientras observo

la siniestra claridad de los días

vulgares, llegando. Instalándose.

Hasta entonces me contento

pensando: soy relativamente

joven. Relativamente fuerte.

Estoy relativamente sano.

Y contra todo pronóstico aun

hoy he conseguido levantarme

y frotarme el cuerpo bajo la ducha.

Huelo a limpio. Lo estoy, joder.

Hasta mi polla resplandece.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a De vez en cuando amanece

  1. Me sorprende que haya retomado la «ventana épica», tan olvidada desde hace tiempo.

    Saludos. \o

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s