Nec spe, nec metu

Al margen
de la
ignominia,
del rechazo,
de la
dictadura
del canon.
Escribir
como
pintaba
Caravaggio.
De eso
se trata:
Un rayo
de luz
exánime
que rasga
la tiniebla.
Un último
resplandor
antes
de que
las puertas
del infierno
se cierren
para
siempre.
Contigo
dentro.
Iluminar
lo que
ocultan
las
entrañas
de lo
oscuro.
La belleza
de lo feo.
El brillo
de lo
inútil,
lo podrido.
Lo viejo.
Lo que
nos espera.
Lo que
seremos.
Sin
esperanza
de que
nadie
lo vea.
Sin
miedo
a que
alguien
lo vea.
De eso
se trata.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s