Un valiente

Me cruzo
con un chaval.
No sé, unos
quince años.
Alguna de esas
putadas
que a veces
suceden
le ha dejado
paralizada
y contraída
su mitad
derecha.
Brazo y pierna
son solo
hueso.
Ni rastro
de músculo,
ni rastro
de fuerza.
Pero recorre
la calle
a buena
velocidad
en manga corta
y pantalón
corto
hasta un banco
del parque
en el que
sus amigos
le esperan.
Saluda
a los chicos
tendiéndoles
su mano
enferma.
Posa la buena
en la cintura
de las chicas
cuando les besa
en la mejilla.
Un valiente.
Podría
encerrarse
en casa
y maldecir
su suerte.
Pero no:
ha decidido
jugar,
poner sobre
el campo
todo
lo que tiene.
Sí, es
un valiente.
Espero que
le vaya bien.
Que tenga
suerte.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s