Inspiración

Cuatro perros persiguen a un gato ahí abajo, en la calle.
Es lo primero que veo esta mañana cuando me asomo a la ventana.
Brutalidad, ruido y fauces
Vs.
Agilidad.
Manada
Vs.
Individuo.
Todos
Vs.
Uno.
El bien
Vs.
El mal,
dirán muchos.
Yo prefiero decir
El mal
Vs.
El bien.
Así que casi lloro de alegría al ver cómo, en el último instante, cuando todo parece perdido, el gato salta, se agarra a la tapia desnuda de un solar y de modo casi mágico consigue trepar por los ladrillos rasposos hasta la seguridad de las alturas.
Se queda allí al sol. Lamiéndose las zarpas magulladas. Sin siquiera mirar a las bestias que hace solo un momento querían despedazarlo.
Los perros siguen al pie del muro. Los chasquidos de sus dentelladas cortan el aire hasta mis oídos. Babean, ladran como posesos, ciegos de un odio impreso en el centro de cada una de sus células. Saltan, cabecean contra la pared, intentan morderse la cola empujados por su impotencia. Y el gato ahí arriba, muy por encima del mundo que le ha tocado vivir, se arrellana sobre la cornisa. Cada uno de sus movimientos irradia elegancia, inteligencia. Estilo. Entonces vuelve la cabeza hacia mí. Me mira profundamente durante unos segundos, con la misma atención que yo a él, sus pupilas llenas de luz serena. Luego parpadea despacio un par de veces. Y por fin cierra los ojos dispuesto a dormir el sueño de una victoria que nunca le será reconocida.
Siento la necesidad de hacer algo por él. Transmitirle mi admiración de alguna manera. Cojo una maceta de la repisa de mi ventana. Un geranio muerto que siempre me olvido de tirar a la basura. Y se la lanzo a los perros. No le acierto a ninguno, pero no importa. Salen huyendo en todas direcciones. Ya no son manada. Ya no son nada. Y el silencio y la calma se imponen.
El gato sigue durmiendo, majestuoso, en medio de una fea calle de una fea ciudad, después de haber sobrevivido a un día más. Decido imitarle, volver a la cama. Solo son las diez.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en PROSAS y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s