El día de los muertos

Escribo mi nombre en un papelito
y atravieso la noche hacia el bosque.
Los árboles son de un blanco óseo
en medio de jirones de niebla negra.
Meto el papel en la corteza de un árbol,
enciendo el clipper y le prendo fuego.
Todo arde al instante. Mi nombre,
el árbol, la niebla y el bosque entero.
Llamas altas como montañas se alzan
hacia el cielo, pero yo no me quemo.
Entonces su mano se posa en mi hombro.
¿Estás bien?, me pregunta mi novia.
Tranquilo, me dice, solo es una pesadilla.
Pero no lo es, no es ninguna pesadilla.
Es mi sueño en el día de los muertos.
Es mi manera de acordarme de ellos.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s