Premonición

Bajo a comprar el pan. Una anciana en silla de ruedas está tomando el sol a la puerta del geriátrico. Larga melena blanca, cara afilada, manos de alambre como garras de pájaro en su regazo. Me mira con sus ojos grises y su boca desdentada se mueve para mascullar algo que ni oigo ni leo. De vuelta en casa, extrañamente nervioso, me preparo un café. Se me cae la taza. Miro la mancha sobre el gres blanco ni limpio ni sucio. Nunca había reparado en lo feo que es el color del café. Entonces llaman a la puerta. Y me asalta el miedo más profundo que haya sentido en mi vida. El día no ha hecho más que comenzar.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en PROSAS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s