Tsunami

Era un día de playa
como cualquier otro.
Yo había buscado
la sombra del chiringuito.
En la arena dos niños
jugaban a las palas.
Un grupo de ciclados
se exhibía orilla arriba,
orilla abajo, paseando.
Las chicas bronceaban
sus tetas. Un hombre
leía el Mundo Deportivo.
Una mujer sacudía
la toalla; observé cómo
se le bamboleaba la grasa
de la barriga. Gelatina.
Y me pregunté qué coño
estaba haciendo allí.
Entonces entraste en el bar.
Al instante tuve claro
que aquello iba a dolerme.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s