El peligro de ser uno mismo

Eras así.
Hablabas
de tu
sinceridad,
de tu
honestidad,
de tu
claridad.
Resolvías
el conflicto
diciendo
Yo soy así,
espontáneo,
natural,
directo,
y al que
no le guste
que se joda.
Lo confieso:
envidiaba
un poco
esa actitud.
Lo que pasa
es que luego
pasa el tiempo
y te das
cuenta de que
esos que van
por la vida
diciendo
Yo soy así
y al que
no le guste
que se joda,
más que
sinceros,
honestos,
claros,
suelen ser
gilipollas.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s