La fosforescencia del Pez Quimera

El Pez Quimera.
Un pez horrible.
Criatura abisal.
Feo de cojones.
Cola de rata.
Boca babosa.
Renegrido.
Viscoso como
el mismo piélago.
Pero no es eso
lo que debes
saber de él.
Lo que cuenta
es que vive
ahí abajo,
más abajo
imposible,
en lo más hondo
del abismo,
entre monstruos
gigantescos
y fumarolas de
hirviente agua negra.
En la sombra de
la sombra. Bajo
centenares
de atmósferas
de presión.
Ciego y aplastado.
En fin,
como nosotros,
de tanto en tanto.
La diferencia es
que el Pez Quimera
es capaz de crear
luz desde algún
lugar de sus entrañas.
Iluminar
lo inhóspito.
Bañar de luz
la hostilidad
que lo rodea.
Bioluminiscencia.
Tú también puedes.
Inspírate.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s