Simplemente

Había un hombre
Sentado en la plaza
Esta mañana
Y por su aspecto
Diría que era del Este,
Aunque quizá fuera
De Dakota del Norte,
No lo sé, pero
Ahí estaba sentado
en medio de la mañana
Y se comía una fruta
Muy amarilla
Y muy brillante
Y el hombre parecía
Contento, feliz y pleno
Mientras masticaba.
Era como si se estuviera
Comiendo la fruta
Más amarilla y
Más brillante
Y más dulce del mundo,
Era como si se estuviera
Comiendo un pequeño
Sol,
El agua fresca
Llena de fotones
Recién cazados
resbalándole
Luminosa por la sonrisa
Y la barbilla y el cuello.
Pero cuando pasé
a su lado
Vi que la fruta
era un limón.
Muy amarillo y
muy brillante pero
un vulgar limón.
Me quedé un poco
confuso, pero no mucho
Más de lo habitual.
Y eso es todo, supongo.
Simplemente quería
contarlo.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s