Últimas palabras

Aquellos buenos tiempos.
Momentos maravillosos
flotando a mi alrededor
igual que luciérnagas.
Supongo que podría
haber atrapado más.
Pero los que logré cazar…
Ah, los que cacé fueron gloriosos.
Insuperables.
Los mejores.
Tanto que me granjearon
la envidia de los dioses.
Su odio más humano.
Los muy cabrones pusieron
precio a mi cabeza.
Y hasta hoy, que soy viejo
y me he cansado de correr,
no han conseguido
cobrarse su venganza.
Creo que he ganado.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s