Hacia la luz

“Billete”.
Miro al revisor del metro.
Rostro de vulgaridad
absoluta, incuestionable.
Si parpadeo olvidaré su gesto.
Así que parpadeo y miro
la mercancía dispuesta
a lo largo y ancho del vagón.
De pie. Sentada. Colgada
de la manoseada barra superior.
Carne. Carne humana. Macerando.
Una etapa más en su tránsito
por la cinta de despiece.
Dentro de un rato será
carne deslomada,
desriñonada, deshuesada
otra vez durante ocho horas.
Miro sus ojos.
Miro dentro de sus ojos.
Bajo su agua vítrea, bajo
el limo de su telilla bovina,
los hermosos cuerpos ahogados.
Los cadáveres de los hombres
y mujeres plenos que un día
soñaron llegarían a ser.
Todos esos muertos,
madrugadores y bien desayunados,
recorren conmigo el subsuelo
a través del oscuro túnel
de los días excavado
en el pétreo vientre frío
de la mala madre tierra.
Después de
“Próxima parada: Zafranar”
la vía se empina y el resplandor
de la inminente superficie
se aprecia en las paredes sucias
del tubo digestivo de hormigón.
Sin embargo el vagón
no viaja hacia la luz.
Hacia La Luz solo voy yo.
Porque soy el único que sabe
que, probablemente,
nunca la alcance.
Que la perseguiré en vano siempre.
Por suerte.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s