La posibilidad de la estampida

Me doy cuenta de que últimamente menciono
muy a menudo a los animales en mis textos.
Como aquellos caballos que vimos en la pradera,
al pie de las montañas, en pleno atardecer.
Decenas, cientos de ellos, blancos, negros y bayos.
La polvareda que levantaban, sangre atomizada en el ocaso.
Aquel estruendo de cascos al trote sobre la tierra.
Aquel olor acre, sudor puro. Aquella fuerza.
El horizonte frente a ellos, inmenso, brillando. Una señal.
Y sin embargo bastaron dos jinetes para meterlos en el cercado.
Así que claro que
menciono muy a menudo a los animales en mis textos.
Pero es que se parecen tanto, tanto a nosotros.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s