Misión cumplida (o no)

Ayer vi los salmones
río arriba, en el remanso.
Las agallas rojas
de esfuerzo después
de remontar el río,
después de perpetuar
la especie. De realizarse.
Derivaban despacio
hacia la orilla fangosa.
Se retorcían. Boqueban
en busca de oxígeno.
Hacinados. Brillantes.
Los observé un buen rato.
Su fuerza. Su obstinación.
Su belleza. Su estupidez.
Un espectáculo único.
O no.
En cualquier caso, pensé
en ello de vuelta a casa.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s