Sueños de grandeza

No sueño con el éxito ni con el lujo. No sueño con sesiones de sexo perfecto. Ni siquiera sueño con una vida fácil, tranquila. Cuando sueño profunda e incontroladamente, cuando sueño de verdad, quiero volver a tener diez años. Jugar en la calle, en los descampados, en el patio de la escuela. Sudar. Beber agua como si fuera un regalo, un milagro. Dormir a pierna suelta, como un rey en el centro de su reino de paz. Mirar el mundo cara a cara a través de mis ojos limpios, sin la telilla de la desconfianza. El mecanismo de la sorpresa aún reluciente en mi interior, listo para activarse en un instante, libre del óxido del desencanto. Ignorante del cansancio. Ser inasequible al desaliento. Eso sueño. No hay mejor deseo. Nada más puro. El escape perfecto. Imposible. Puro sueño.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en PROSAS y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s