Buenos deseos

Dios, hacerse viejo.
Nada peor que eso.
Esa larga metamorfosis
inversa,
de mariposa a gusano.
Languidecer poco a poco.
Estropearte.
Transformarte en un bebé
enorme,
arrugado,
grotesco,
sin ilusión y con artritis.
Emplear la palabra “orinar”.
Medicamentos sobre el mantel,
sobre la tele, en los cajones.
Problemas de próstata.
Pañales gigantescos.
Desmemoria y risa tonta.
Joder, solo pensarlo da miedo.
Nada peor que hacerse viejo.
Y, a la vez, nada mejor.
Así que eso es lo que os deseo.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s