Conócete

Saber que nunca tendrás casa.
Mucho menos una villa apacible
entre pinos o junto a la playa.
Saber que no habrá plaza de garaje
donde guardar el monovolumen
en cuyos asientos traseros
nunca saltarán tus hijos.
Ser consciente de que
aunque lo tuvieras seguirías
notando en tu pecho El vacío.
Bien:
Saber todo eso, conocer
la magnitud de tu carencia,
se convertirá cualquier día
en tu posesión más preciada.
Te distinguirá del resto.
Para mal, dirán. Y tal vez
sea cierto. Pero te distinguirá.
Y podrás hacer lo que siempre
has sabido que puedes, quieres,
tienes que hacer.
Intentar llenar en vano el hueco,
el abismo inmenso,
El Inabarcable Gran Vacío
tan solo con la ayuda
de tus cansadas manos.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s