Cosas que conviene tener en cuenta a la hora de levantar una casa de dos (o más) alturas

Es innegociable empezar por los cimientos.

Estudiar la calidad de la tierra
en que estos se asentarán.
Su compactación y porosidad,
su capacidad de drenaje,
su plano de inclinación.

Condiciones climatológicas de la zona.

Da igual lo que arda en la chimenea,
en invierno el humo tiende a ser
blanquecino, denso y lento.

Orientación de las estancias principales.
Luz y tipo de luz. Intensidad,
horas de exposición a los rayos del sol.
Gallo madrugador o ave nocturna.

Dirección habitual del viento.

Frecuencia de paso de aviones
a reacción sobre la propiedad.

Informarse acerca de la naturaleza
y estilo de vida de los vecinos.
Es recomendable descartar
a familias modélicas, rotas
y en general a cualquier grupúsculo
con todo o nada que perder.
Unos y otros pueden convertir a cualquiera
en víctima o asesino.

Algunas mujeres, ancianos y niños
tienen tendencia a caerse por las escaleras.
También, si bien en menor medida,
cierta clase de hombres.

Meditar debidamente la decisión
de instalar un cuarto de baño
dentro del dormitorio.
Posible invasión de intimidades.
Es necesaria mucha confianza
para que alguien haga sus necesidades
tan cerca de otra persona
que, en su caso, duerma en la habitación,
así como para oír cómo las hace
esa otra persona.
Se necesita mucho amor.
Además, es probable que haya noches
en que uno quiera usar el WC como refugio.
Encerrarse en él con un güisqui,
darse un baño, quizá masturbarse
en la dulce clandestinidad.

Obrar con sensatez al determinar
la superficie pisable del inmueble.
Ser consciente, en cualquier caso,
de que incluso la mayor mansión
puede llegar a resultar tan asfixiante
como una mazmorra inmunda.
La evolución inversa también puede darse,
aunque todas las estadísticas consultadas
coinciden en considerarla
una posibilidad excepcional.

La prisa es mala consejera y
una constructora pésima.
No es conveniente marcarse plazos
ni anticipar acontecimientos.
Clavar el último clavo
no suele ser el momento más satisfactorio.
Por el contrario, el encuestado
medio al respecto narra
como trance más placentero
del proceso cierto día,
casi siempre al atardecer,
sentado en una nevera portátil
a unos metros de la construcción,
bebiendo una lata de cerveza helada
mientras el sol que se pone tras él
proyecta su sombra sobre el suelo,
alargada, estilizada, línea recta
perfecta como una flecha lanzada
hacia la pared blanca de la casa.
Hacia el objeto de deseo.
El objetivo del esfuerzo.
Resulta obvia, por otro lado, la influencia
de la cultura popular televisiva
y cinematográfica en la predisposición,
experimentación y posterior
narración por parte del sujeto
de la sensación descrita.
Téngase pues en cuenta.

Disponer de jardín siempre es positivo
desde un punto de vista estético y de ocio.
Cuidado, no obstante:
la gente puede llegar a odiar por ello.
Las flores queman algunas retinas.

Existe la posibilidad de que el constructor
enferme gravemente o muera
durante la ejecución de la obra.

En los desvanes suelen anidar
palomas, gorriones, murciélagos y arañas.
El sueño y la amenaza.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s