Profecía

Una noche
un perro
perdido,
todo pellejo
y cubierto
de sarna
saldrá de entre
las sombras
y escarbará
la tierra
de tu tumba,
husmeará
un momento
en el húmedo
agujero
y se adentrará
de nuevo
en la oscuridad
con tu fémur,
una costilla
o incluso
tu cráneo
entre sus fauces,
no especialmente
contento
con el bocado
que va a tener
que echarse
a la tripa
para saciar
su hambre.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s