No eres un cobarde

También en las granjas de Norteamérica

sueña el hombre que de pronto

se le caen todos los dientes

que de pronto se le aflojan

que se le parten

uno a uno

todos

crac

crac

y que caen como piedras sobre sus manos

o sobre el plato verde de ensalada

clic

clic

 

Esos dientes que se desayunan el sol

a mordiscos feroces

esos dientes tan sanos

tan limpios, sin caries, perfectos

sin gorgojos como maíz recién fumigado.

 

Sí, el granjero de Arkansas

y también

el bróker se despierta

sudando hielo en plena

noche en su apartamento

perfumado de gomina y seda

sudando hielo porque ha soñado

que la sonrisa con la que día tras día

devora la dulce Gran Manzana del éxito

se le convertía en una herida desdentada.

 

Tenlo presente cuando decidas

temblar.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s