Dragón

Me dice el médico
me dicen mis amigos
y hasta los extraños
con los que hablo
que es cosa mía,
que está en mi interior
y desaparecerá
un buen día.
Pero no es cierto.
Yo sé que no es cierto
porque esta frustración
no es solo una voz
dentro de mi cabeza.
Esta sensación
angustia
descontento
ralentización
desfase con el ritmo
de las piernas y las ruedas,
con el ritmo
de las personas,
de los coches
y de la vida en general,
este cansancio
este tedio
está por todas partes
alrededor,
cercándome.
Se hace
nudo de corbata
comida de domingo
espera en el semáforo.
Este escurrirse
el tiempo
entre mis torpes
dedos
manos
brazos
costillas
corazón
pulmones
es cola de súper
cola de banco
cola de dragón
viejo, agotado
al que el mundo
ha hecho olvidar
lo que se siente
al escupir fuego,
al calentar el aire,
al alumbrar la noche,
esta noche
interminable
que se cierne
cada amanecer.
Dragón viejo,
exhausto, apagado,
que ya ni siquiera
emite humo
al abrir la boca,
que ya solo tose
y carraspea.
Pero que
sigue intentando
encender
su alma.
Incendiar
su sangre.
Iluminar
su vida.
Todas.
Sí.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s