Todavía

Hay algo bueno en las noches de insomnio.
Hay algo bueno en escuchar los ronquidos
y de tanto en tanto los grifos, las cisternas,
las bajantes arrastrando hacia el mar la mierda,
el llanto de un bebé, el ring de un microondas,
el despertador de la señora de la limpieza,
un teléfono ansioso, el ascensor, los ladridos,
los susurros, las discusiones, los portazos.
Fragmentos inconexos de conversaciones.
Fragmentos inconexos de vidas, admitámoslo.
Algunas noches, incluso, algún que otro gemido.
Hay algo bueno en las noches de insomnio.
Escuchar el camión de la basura, ahí afuera.
Escuchar el tráfico rodado, ahí afuera,
el rumor de la goma sobre la lengua de asfalto
que te dice que todavía hay carreteras,
ahí afuera. Que aún puedes salir de aquí.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s