Plenitud

A estas alturas,

ya nunca seremos

Enfants Terribles.

Ni de las letras

ni de las noches

ni de nada.

Ya no somos niños.

Y nunca fuimos

terribles.

Hoy
me he dado cuenta.

Mientras fregaba.

Si no me crees,
lee lo escrito
en tus cicatrices.
Hoy lo he visto claro.

Y, ¿sabes qué?

No tiene importancia.

El futuro aún
se despliega
dentro de nosotros.
Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s