Pero hoy

Despierto
y la sensación
de siempre.

Desorientación.
Estar perdido
en lo salvaje.

Hienas
rodean mi cama.
Gruñen.

Se acercan.
Me acorralan.
Las huelo.

Quieren su parte.
Reclaman
mis huesos.

Y siento miedo.
Y cansancio.
Y más miedo.

Entra el sol
por la ventana.
Sabana urbana.

Pero entonces
oigo la lluvia.
Algo así.

Oigo lluvia
y una voz
que tararea.

Eres tú,
cantando
bajo la ducha.

Y las hienas
se amansan.
Todas las fieras.

Retroceden.
Huyen.
Se desvanecen.

Mañana volverán.
Pero hoy
ya no me asustan.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s