También caerá este imperio

Si pudiera ver miraría pero no puedo
no puedo mirar desde aquí
tan lejos y tan cerca

Me falta perspectiva y dinero para el billete
así que no me tomaré la molestia de mirar para no ver
pero sí que afinaré el oído

Podéis creerme

Afino el oído como un zorro bípedo
como un cachalote activa su sónar
entre buques mercantes grandes como ciudades

Afino el oído y escucho
al fin escucho alto y claro
lo que siempre oímos y nunca escuchamos

Escucho el rumor fundido mezclado puro puré acústico
coro sordo de engranajes mudos
de las grandes obras de ingeniería

Escucho la perplejidad de los milagros de la ingeniería moderna
La confusión de las exactas, precisas maravillas de la ingeniería contemporánea
construida para extender su imperio resbaladizo de aceite y grasa
hasta un futuro cualquier futuro
mil siglos mil años tan solo uno o quizá simplemente mañana
o dentro de cinco minutos
un futuro obsoleto de fecha pasada antes incluso de ser impresa en el envase

Escucho el zumbido subterráneo
la discreta vibración
de los cimientos de las imponentes obras de la ingeniería moderna

Hablan de derrumbe
Hablan de grietas fisuras y cansancio petrificado
Hablan de hormigón vencido por hormigas

Escucho el grito múltiple de la Presa de las Tres Gargantas
alzarse hacia el cielo de Asia como un enjambre de dragones ancestrales
y sobrevolar los ojos del mundo.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s