Domingo de Resurrección

Soy la resurrección de la carne.
Soy el milagro de la vida.
Hoy también he despertado.
He vuelto de entre los muertos.
Un día más sabio, más viejo. Herido.
Hoy, domingo de resurrección.
Y lo mismo haré mañana, lunes de mierda.
Renaceré con una antorcha en la mano.
Apagada. Inútil. Fría.
El faro derruido de la conciencia.
Pero con ella me abriré paso en la tiniebla.
Buscando incansable el fuego.
El combustible que la encienda.
No obtendré veneración, himnos ni gloria.
Tampoco los quiero.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s