La gran Eme

Bajo la gran eme de McDonald’s uno se siente a las puertas del cielo aquí –extrarradio de polígonos y uralitas– y ahora –plena noche de invierno–, contemplando la nube de smog cobrizo posada sobre la ciudad a lo lejos, como una nave nodriza desafiando la ley de la gravedad, mágica, sobrenatural, divina.
Llévame, oh, llévame, inteligencia superior, haz de mí y conmigo lo que se te antoje.
Que razas siderales más puras me abran en canal para estudiar mi ruindad.
Que pedazos de mi momia desmembrada sean expuestos en los museos galácticos de la vergüenza.
Aquí estoy, aquí me tienes, oh, Nave Nodriza, te espero al pie de la gran M, estandarte de nuestra civilización fracasada.
Llévame contigo, hónrame, llévame, ante tu omnipotencia me arrodillo.
Qué hostias haces, capullo, grita entonces una voz en mi oído.
Es El Lito, masticando carne picada, ketchup en la barbilla y los ojos inyectados en sangre.
Tras él la imponente efigie de Ronald se alza hacia la noche, la cara pálida, la sonrisa obscena, maligna.
Pido a los dioses en los que no creo que cobre vida y nos arranque la cabeza a bocados.
Pero mis plegarias no son atendidas.
Venga, colega, dice El Lito, levanta de ahí.
No, tío, le digo, no puedo más, déjame aquí.
Y El Lito me arroja a la cara su Fanta Naranja, me levanta por los sobacos y grita:
cabrón, mueve el culo, que te toca conducir.
Me tambaleo, noto la muerte mordiéndome las rodillas.
Me parece un milagro acertar a cazar las llaves cuando El Lito me las lanza por encima del Megane amarillo.
Un minuto después viajamos a ciento cincuenta por hora
desde, a través y hacia la nada.
El radio cd con el volumen a 59 escupiendo nuestra propia marcha fúnebre, electrónica, grotesca, sobrerrevolucionada.
Y en el maletero dos bultos sobre los que se retuercen, en un silencio húmedo, viscoso, millones de gusanos blancos, ciegos, descerebrados. Como nosotros.
Los cadáveres preciosos de quienes podríamos haber sido.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS, PROSAS y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s