Dioses de la Guerra

Anut, madre de los dioses,

oh, Anut, amante del cielo.

Ares: fuerza bruta, violencia, tumulto.

Señor de la confusión.

Badb, mujer-cuervo de la guerra.

Ek-Chuah, el de la mandíbula rota,

el portador de la lanza.

Huitzilipochtli, colibrí del sur,

el de la cresta verde,

el del cetro de fuego.

Karttikeya, el venenoso,

el de seis cabezas,

devorador de recién nacidos.

Tyr, el manco,

el que pasea al lobo gigante.

Sekhmet, la terrible,

señora de la venganza.

Ellos antes,

ellos entonces,

y nosotros aquí y ahora:

flamantes dioses de la guerra.

Sin fieles,

sin himnos,

sin ofrendas.

Sin tierra prometida.

Solo con sangre en las manos

y sangre en los dientes.

Dos estatuas de bronce

ahumado por el fuego

de este templo en ruinas

al que solíamos llamar casa.

Nosotros,

caídos del pedestal del tiempo.

Sin lugar en los libros de historia.

Testigos solitarios de nuestra leyenda.

Tú y yo:

heridos por el filo de las lenguas

como vulgares mortales.

Malheridos,

pero aún dioses.

Únicos y verdaderos dioses del amor

y de la guerra.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s