Mamuts

Y las cosechadoras
rojas verdes amarillas
lejos lejos lejos en el valle
tan lejos que los motores no se oían
de repente me recordaron a mamuts
sí, mamuts
y mientras el sol se escurría tras las montañas
pensé en aquellos espléndidos animales
y en sus colmillos hechos piedra bajo tierra
y en sus gritos como trompetas del cielo
callados para siempre
y me sentí más pequeño que nunca
y también
humildemente
más fuerte que nunca
Aterradoramente vivo
capaz de todo

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s