EN EL METRO

La chica

de enfrente

lee esa antología

en la que colé un poema

todavía no me explico cómo.

Me pregunto qué le parecerá el mío.

Y entonces alza la cabeza, me mira y sonríe.

El poema, por cierto, decía algo así:

La chica

de enfrente

lee esa antología

en la que colé un poema

todavía no me explico cómo.

Me pregunto qué le parecerá el mío.

Y entonces alza la cabeza, me mira y, sí:

vuelve a sonreír.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s