BANDERA NEGRA

Se fue,

y esta casa

dejó de ser mía

para convertirse en

una embajada olvidada

de dondecoñoquiera que esté.

No me estoy poniendo lírico, ojalá;

hablo muy en serio.

Ahí siguen sus bragas,

ondeando en el tendedero.

Se las dejó con las prisas, supongo.

Y me da no sé qué arriarlas.

Tal vez mañana.

Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s