UNA MAÑANA LLUVIOSA (Ted Kooser)

Una joven en una silla de ruedas,
que lleva un poncho de nylon negro salpicado de lluvia,
se empuja a sí misma a través de la mañana.
Has visto cómo los pianistas
a veces se inclinan hacia delante para pulsar las teclas,
luego alzan las manos, se echan hacia atrás para descansar,
y se inclinan de nuevo para pulsar cuando el acorde se desvanece.
Así es como esta mujer
toca las ruedas, luego levanta sus largos dedos blancos,
dejándolos flotar, se agacha de nuevo para tocar
en el momento que la silla disminuye la velocidad, como en un silencio.
Con cuánta experiencia toca los acordes
de esta música difícil que ella ha dominado,
su cara mojada, hermosa en su concentración,
mientras el viento pasa las hojas de la lluvia.
 
 
Traducción Hilario Barrero.
Anuncios

Acerca de ivanrojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en PROSAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s