LA CHICA DE LA GASOLINERA Y BRITISH PETROLEUM

Hola.

Deja el boli y la libreta
sobre el mostrador,
y contesta:

Hola.

10 de diésel,
ahí, en el ibiza blanco.

Teclea en la caja
registradora.

De pronto me apetece
comer algo.

Y una bolsa de doritos.

Se vuelve para cogerla
de la estantería.

El tiempo justo
para permitirme echar
un vistazo a la hoja:

los primeros versos
de un poema que promete
llegar a ser realmente malo.

Sin embargo, aquí y ahora,
me parece una obra maestra.

Lo mejor que he leído
en tiempos.

Lo que quiero decir
es que es casi medianoche,
hace frío ahí afuera y
la chica no tendrá ni
20 años.

Intentarlo,
el solo hecho de intentarlo,
es un éxito
más deslumbrante que la

ex            plo             sión

si         mul         tá         ne          a

de    to   dos     los      de   pó   si   tos

de       Bri    tish      Pe    tro    leum

de         la         Tie        rra.

Y, no sé,
a lo mejor debería decírselo.

Pero en el fondo creo
que eso es algo que
cada cual ha de aprender
por su cuenta.

Y, la verdad:

yo todavía estoy en ello.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s