Quizás

Llevo un buen rato

viendo a un halcón 

sobrevolar el área
de servicio N-34B
en absoluto silencio
tanto él allí arriba
como yo aquí abajo.

Y es lo mejor, porque
la voz del halcón
se llama gañido.

Una palabra fea
para un chillido feo.

Así que sí: mejor
no tener que usarla
en este poema.

Mejor solamente
ver volar al pájaro
elegante y callado
y perfecto en potencia.

A veces hay que
mantener la boca
cerrada.

Ahorrarle al mundo
la estridencia.

Quizás mañana
yo también lo logre.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s