AGENTE DOBLE

Por aquí no pasan muy a menudo los servicios de limpieza. Demasiadas mierdas en la acera, los contenedores desbordados. Pero también macetas y sábanas en los balcones, y toldos rasgados verdes y naranjas y bicicletas viejas y últimamente banderas. Si te suena de lo que hablo poco importa cómo se llame tu barrio. Si te suena de lo que hablo es que conoces la verdad. Una peluquería de señoras en el primer piso de cada bloque. A veces me gustaría ser mujer solo para poder entrar en una de ellas. Mis escondites habituales han sido descubiertos. Me gustaría refugiarme allí un rato, respirar laca y café, esperar mi turno en el tresillo de flores. Me imagino un butacón en el salón, bañado por el sol de esta mañana. Me gustaría sentarme en él y que me hicieran la permanente o unas mechas o un alisado japonés mientras la tele ignorada en un rincón habla de España y Cataluña y el Madrid y el Barça y la polución. Lo que fuera con tal de que unas manos expertas me lavaran la cabeza. A fondo. Que me la dejaran como nueva.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS, PROSAS y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s