DE LOS TRIUNFADORES

En el bar La Fuente de Aras hay un tablón con la lista de todos los muertos en carretera en el término municipal.
Es lo que me dijo la dueña cuando le pregunté por esos nombres. Solo recuerdo el primero: Ramón Esteban Cabezuelo. 1942.
Eran un huevo. Por lo menos cien. Había unos huecos libres al final, lápidas de papel a la espera de nuevos nombres, nuevos muertos.
Alucinante. Me bebí el quinto mirando cara a cara ese espacio en blanco mientras dudaba si pedir el menú del día, o no.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS, PROSAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s