SE BUSCA ESPÓNSOR

Solo admiro a aquel ciclista que vi abandonar en la vuelta a Murcia.
Dijo: A la mierda, echó pie a tierra y se subió al coche de su equipo.
Dios bendiga a aquel hombre que me enseñó el otro camino.
Quiero llegar a meta cómodamente sentado y con aire acondicionado.
Darme una ducha de dos horas a solas conmigo mismo en el hotel.
Abrir el minibar y salir fresco al balcón con una cerveza en la mano.
Mirar el paisaje y pensar en qué ganan los ganadores cuando ganan.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS, PROSAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s