CINCO MIL MILLONES AL AÑO

Funda tu propia Iglesia, levántala una noche en lo alto de la primera colina que encuentres, a la desesperada.
Redacta sobre la marcha las sagradas escrituras de tu fe. Haz de ti el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo. Haz de ti el no va más.
Crucifícate a ti mismo sin miramientos una y otra vez, bajo las estrellas, bajo los soles. Y espera a que los lectores empiecen a llegar con la lanza en la mano.
Y sobre todo no te quejes. Ni se te ocurra. Dios no se lamenta. Si no eres capaz de evitarlo, dedícate a otra cosa.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS, PROSAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s