HOMBRE DE CLUB

Diez años en la liga interempresas, los miércoles por la noche, después de la jornada.
La integridad de tus piernas dependía de cómo les hubiera ido el día en el curro a los de Bisutería Noguera, Residuos Levante, Imprenta Castillo. De su nivel de frustración.
No era conveniente tirarles un caño ni un sombrero. Corrías el riesgo de que se volvieran locos.
Pero es muy difícil renunciar a lo que llevas dentro. Y en cierto modo es un deber llevar el espectáculo contigo dondequiera que vayas.
Siempre hay alguien en la grada atento a la magia. Incluso en el polideportivo K7 de Paterna a las once de la noche. O en Facebook.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS, PROSAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s