LA ÚLTIMA GUERRA MUNDIAL

Invertí el tiempo de este poema en viajar 342 kilómetros llamando a mi padre.
No nos dijimos gran cosa. Todo está bien siempre cuando nos preguntamos qué tal.
1 min. 16 seg., según el registro de mi móvil, es lo que dura mi voz en la eternidad.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS, PROSAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s