UNA SEMANA DIVIDIDA EN DOS

También me cuelo en la mente del hombre que conduce el coche de El Cobrador del Frac.
Lo tengo a mi lado en el semáforo. Nuestras miradas se han cruzado durante un segundo inmenso.
He visto su vida y muerte. Parecían las de un emperador. Un día lo contaré. Lo juro.

Anuncios

Acerca de Iván Rojo

Poemas y relatos. Realismo. Minimalismo.
Esta entrada fue publicada en POEMAS, PROSAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s